martes, 12 de enero de 2010

COMIENZA EL 2.010 CON UN VIAJE INTERIOR


“En un día caluroso de verano en el sur de Florida, un niño decidió ir a nadar en la laguna detrás de su casa. Salió corriendo por la puerta trasera, se tiró en el agua y nadaba feliz. Su mamá desde la casa lo miraba por la ventana, y vio con horror lo que sucedía.

Enseguida corrió hacia su hijo gritándole lo más fuerte que podía. Oyéndole el niño se alarmó y miró nadando hacia su mamá. Pero fue demasiado tarde.

Desde el muelle la mamá agarró al niño por sus brazos justo cuando el caimán le agarraba sus piernitas. La mujer jalaba determinada, con toda la fuerza de su corazón.  El cocodrilo era más fuerte, pero la mamá era mucho más apasionada y su amor no la abandonaba. Un señor al escuchar los gritos se apresuró hacia el lugar con una pistola y mató al cocodrilo.

El niño sobrevivió y, aunque sus piernas sufrieron bastante, aún pudo llegar a caminar. Cuando salió del trauma, un periodista le preguntó al niño si le quería enseñar las cicatrices de sus piernas. El niño levanto la colcha y se las mostró. Y luego, con gran orgullo se remango la camisa y dijo: "Pero las que usted debe de ver son estas". Eran las marcas de las uñas de su mamá que habían presionado  con fuerza. ¡Las tengo porque mamá no me soltó y me salvó la vida!.” Autor desconocido - Gracias al aporte de Davinson

Ya ha comenzado el 2010 para centrarnos en un nuevo viaje interior cuyo punto de partida son las huellas recibidas en el caminar de la existencia, a través del compartir, la entrega, la amistad, la bondad, la humildad, la compasión, la honorabilidad, la ternura, la confianza, la alegría,… (piensa en dos más), para al fin reconocer nuestra esencia espiritual y aportar al bienestar de la humanidad, irradiando nuestra luz de amor a quienes nos rodean.

En este viaje interior, lo importante es concientizarnos sobre la razón de existir. ¿Por qué hago parte de mi familia?, ¿Qué he podido aprender de cada experiencia?, ¿Por qué estoy viviendo justamente en este momento de la humanidad?, ¿Cuál es la razón de estar sentado al lado de esta persona, de tener este trabajo, de pertenecer a este vecindario, de este día, de estar leyendo estas palabras?, ¿Cuáles son mis bendiciones?, ¿Cuáles son mis dones y cómo los estoy utilizando?, ¿Qué necesito para ser feliz?, ¿Hago felices a quienes me rodean?, ¿Al partir de este planeta me iré con la satisfacción de haber dejado un mundo mejor del que encontré cuando nací?, ¿Estoy cuidando los recursos existentes?, …

De  cada uno de nosotros depende hasta donde podamos avanzar en ese viaje interior, solo falta el importante primer paso y si ya lo diste, qué rumbo tomaste. Es fundamental silenciar la mente por un instante e iniciar ese maravilloso recorrido dentro de nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas Gracias por tu comentario