viernes, 12 de octubre de 2012

Liderazgo. 6 errores que cometemos los líderes

Siempre me he preguntado: ¿Cómo es posible que a la luz del siglo XXI aún vivamos cometiendo errores cavernarios en la dirección de personas? Evaluando y analizando el comportamiento humano en las organizaciones y el liderazgo he podido detectar algunas cosas interesantes de la gente en su ámbito de trabajo que quisiera compartir y me voy a enfocar en los errores que de manera consciente e inconsciente se cometen desde la posición de líder. Veamos:

1. Actuar como Caprino Desquiciado. Cometiendo tontería con sus actuaciones. Lo que hoy llamamos inteligencia emocional, es esa virtud, cualidad, actitud, o como usted le quiera llamar, que permite que usted sea un líder ecuánime, que conserva la paz en la tormenta y que a pesar de la adversidad refleja la tranquilidad que solo le da el dominio propio.

2. Dejarse llevar de rumores y tomar decisiones a priori a partir de esos rumores.
Está claro que los rumores son simplemente eso; “rumores”, y que aunque el refrán reza “cuando el rio suena es porque agua trae” con las personas bajo nuestra supervisión no es para que lo tomemos a la ligera.
Existe la mala praxis en líderes que solo se dejan llevar de lo que se comenta a su alrededor y no indagan ni siquiera por asomo cual es la realidad de los hechos, dañando con este comportamiento a los empleados, a la organización, a su departamento y al mismo líder. Si a usted le gusta dejarse llevar por rumores, su gerencia será inefectiva.

3. La asignación de manera formal e informal de personas o colaboradores para que le mantenga “actualizado” sobre los acontecimientos y quehaceres del ambiente laboral.
Este es un error garrafal. Si usted como líder le ha permitido a algún colaborador que le cuente cosas cositas y nimiedades de su departamento, permítame decirle que usted es el principal promotor del chisme al igual que los rumores que dañan a las personas. Esto se agrava cuando usted da cabida a que ese comentario o información llegue a usted en proporciones exageradas donde la situación se vuelve crítica.

4. La irresponsabilidad. Practicada de las siguientes maneras:
• No dar importancia a la comunicación escrita, Recordemos que, “las palabras son de aire y van al aire”, y además que “lo escrito, escrito está”.
• Buscar chivo expiatorio. Digámoslo de este modo, es cuando el líder culpa a los demás de manera irresponsable de sus errores o acciones para quedar bien ante los demás.
• La falta de autoridad o pusilanimidad. La falta de autoridad o un líder pusilánime nos da como resultado un departamento acéfalo. No lo olvide!
• Decir que si a todo requerimiento para estar bien con Dios y con el Diablo. Respétese y respete a los demás, si usted dijo que si, cumpla; y si dijo que no, cumpla también.
• No agradecer. Cuando un colaborador se esmera y da la milla extra en una tarea, sea de su responsabilidad o no debemos agradecerle por la labor bien realizada. No todo es dinero.
• Ese no es mi problema. Si un colaborador le plantea una situación laboral o personal que por ser intrínsecamente de él/ella y afecta el desempeño de sus labores; si a usted no le importa, entonces ¿para que está usted dirigiendo ese equipo? Esto se convierte en falta de apoyo a los colaboradores.

5. Exigir lo que no estamos dispuestos a dar. Le pregunto ¿Con que calidad moral le llama usted la atención a un colaborador cuando usted hace lo contrario o por lo menos no hace el intento de hacerlo mejor?

6. La doble cara. Entienda que los colaboradores creen en usted por algo y esa creencia es parte de lo que mantiene su liderazgo, por favor no lo dañe.
Está claro que estas malas prácticas son parte de las personas que ejercen el liderazgo y que muchas de dichas prácticas afectan el éxito de la dirección. Me pregunto: ¿Podemos alcanzar el éxito dañando a otros y seguir tranquilos como si nada pasara?. Parece que si. Usted decidirá que le conviene y que no, ahora bien, no dañe sus principios y valores, el éxito se alcanza trabajando con fe y dedicación. Todo tiene su tiempo, espere el suyo.

viernes, 31 de agosto de 2012

El poder del SI y la influencia limitante del NO

Hace unas semanas leía un artículo que me llamó mucho la atención. Este fue publicado en la página de Richard Mogollon y trataba sobre un escrito del doctor César Landaeta llamado “El mundo de NO- SE-PUEDE”. Ya hace un tiempo que venía rumiando este tema: Cuán poderoso puede ser un SI y el poder de influencia limitante del NO.

A lo largo de mi carrera me ha tocado lidiar con profesionales y no profesionales de todos los niveles y les sorprendería saber cuántos NO he recibido de unos y otros en el camino.

Compartiré dos anécdotas de grandes NO que estuvieron a punto de detenerme pero sólo lograron ayudarme a sacar más fuerzas para continuar y lograr mis propósitos.

El préstamo imposible
Estaba terminando mi casa, la cual había iniciado en un amplio solar que mi querida madre me regaló lado de la suya. La construcción había llegado ya a nivel de las ventanas gracias a un pequeño ahorro y a un préstamo del cual había pagado menos de la mitad. Para el resto, necesitaba más dinero y consulté a un amigo que trabajaba en uno de los bancos importantes de mi país y me dio una fabulosa idea: puedes solicitar un “re- enganche” que consiste en que el banco apruebe un nuevo préstamo por un total del saldo de la parte restante del préstamo anterior y el adicional requerido.

Sin embargo, "NO creo que te aprueben ese préstamo porque no has pagado ni la mitad del otro y esto es un requisito". Eso me dijo mi amigo.

Desanimado pero aún con esperanza, acudí a un ejecutivo de la empresa para la que trabajaba en ese momento pues su esposa era alta funcionaria de ese mismo banco y le solicité ayuda. Este fue mi segundo NO: "Bajo estas condiciones nadie te va a prestar", dijo.

Mis ánimos estaban ya más abajo del suelo, pero no quería renunciar a mi sueño y un día me dirigía hacia el sepelio de la madre de una compañera de trabajo cuando una fuerza invisible e inexplicable me hizo detenerme en la sucursal más cercana a la empresa del banco en cuestión y me arriesgué a solicitar una cita con la gerente por sugerencia de una amiga que trabajaba allí.

Me concedieron la cita y le expliqué mi caso desde cero, ella me pidió los papeles para someterlos a aprobación. En menos de un mes me prestaron la cantidad que solicitaba y gracias a Dios pude terminar mi casa.

El vehículo inalcanzable
Habían pasado dos años desde que vendí mi Nissan Sentra 83 como chatarra luego de un accidente muy aparatoso que había sufrido junto a mi familia. Ya estaba un poco cansado de andar a pie y había hecho un ahorro de más o menos US$ 1,200. Llamé a una amiga en Santiago De Los Caballeros (RD) donde supuestamente venden a muy buen precio los vehículos. Ese fue mi primer "NO te financiarán un vehículo con ese monto, debes reunir tres veces esa cantidad" y entonces me vi ahorrando por cuatro años más, ¡qué horror! Recurrí entonces a la compañía para la que trabajé por más de 10 años y les dije que me prestaran el dinero para descontármelo por nómina pero allí sólo pude lograr un pequeño aumento. Bueno, no era lo que esperaba pero algo es algo, pensé. 

Entonces me decidí a probar suerte otra vez y me dirigí a una empresa de venta de vehículos con la claridad de lo que quería: un carro europeo, mecánico, de bajo consumo y de menos de 5 años. Fue impresionante el trato positivo y decente que me dieron las personas en esa empresa y cómo me dijeron que no me preocupara, que me iban a conseguir justo lo que buscaba y dos semanas más tarde me llamaron. Cuando fui a la agencia, me enamoré del vehículo desde que lo vi, lo probé, me arreglaron el financiamiento en el banco, el seguro, la placa y ya tengo 5 años con un excelente vehículo europeo de 2 años de antigüedad con sólo 3000 Km (1864 Millas) que pude comprar con sólo US$ 1200 de inicial.

Como estas puedo contar cientos de anécdotas sobre personas que me han dicho que NO se puede a mis deseos y aspiraciones. Hoy quiero decirte que SI-SE-PUEDE, SI-TU-LO- QUIERES y trabajas para conseguirlo, si tomas riesgos, si tienes fe, todo es posible. Siempre estarás rodeado de personas que juzgan tu experiencia a partir de la suya y, por qué no, nosotros hacemos lo mismo con los demás limitando sus sueños y no dejando que cada quien viva su propia decepción o logro. Sigue adelante creyendo en ti y ayudando a los demás a creer en sí mismos.

Ahora comparto un fragmento del texto EL-MUNDO-DE-NO-SE-PUEDE:
"Flotando en el universo hay un mundo llamado de no-se-puede...Los no-se-puedícolas suelen poner trabas, objeciones y negativas a casi todo...
...En un plano paralelo a esos patéticos personajes que recorren las calles de su pequeño planeta con más penurias que alegrías, están los que habitan el mundo de sí-es- posible...
...Entre ellos se cuentan los innovadores, los mejores artistas y muchos de los pensadores conocidos...Esta es una especia muy elevada de seres humanos, que saben que a partir de una idea nueva pueden surgir innumerable posibilidades para estimular sus vidas y engrandecer su ambiente..."

¡Animo y adelante!